Santiago, Chile
+56 9 6847 9252

Analogs y Antilogs

Si te ha tocado generar una solución para una necesidad, te has podido dar cuenta de que, en principio, no es tan sencillo conocer si funcionará o no, especialmente cuando se trata de algo innovador y, por lo tanto debemos, hacer un salto de fe.

Para no hacer este salto tan “a ciegas”, podemos acudir a los analogs y antilogs.

Analog o Analogía

 

Para ver si nuestra solución funcionará, podemos comenzar buscando analogías, soluciones similares que han sido exitosas en el pasado.

 

 

Antilog

 

Por otra parte, también debemos buscar antilogs que corresponden a soluciones similares que habiendo fracasado o tenido éxito anteriormente, nos indican que deberíamos ir en otra dirección.

 

El Caso iPod

 

Uno de los ejemplos que comúnmente podemos encontrar es el caso del iPod. Para Apple, una analogía era el Walkman de Sony (a las personas les gusta escuchar música en espacios públicos usando audífonos). Por otra parte un antilog fue Napster (a pesar de que las personas están dispuestas a descargar música, no quieren pagar por ella).

 

Una Herramienta Simple

 

Lo bueno de utilizar analogs y antilogs es que nos permite, de forma simple, tantear terreno con respecto a si nuestra solución apunta al camino correcto sin gastar grandes recursos en ello.

¿Qué te pareció este artículo?

Deja un comentario