Santiago, Chile
+56 9 6847 9252

Una Brújula para el Camino de la Innovación

En el artículo anterior te contaba sobre como aplicar el método científico para llevar a cabo esa idea innovadora que tienes. Creabas un MVPMinimum Viable Product o Minimo Producto Viable, correspond... (el cual sería tu «experimento»), analizabas como reaccionaban tus clientes y luego tomabas decisiones con base en los resultados obtenidos.

¿Cómo saber si estamos en el camino correcto?

Midiendo Nuestro Experimento y Analizando la Data

Con la implementación del MVPMinimum Viable Product o Minimo Producto Viable, correspond..., estamos partiendo desde una línea base inicial. Debemos tener en nuestro horizonte el producto ideal e iteraremos comprobando hipótesis de modo de poder alcanzarlo.

Para esto, debemos establecer algunas métricas básicas que nos guiarán hacia nuestro objetivo final. Estas métricas deberán ser indicadores claros de crecimiento, por ejemplo:
Para un sitio web, la cantidad de likes en su página de Facebook no es un buen indicador. Una mayor cantidad de éstos no implica necesariamente que esas personas estén visitando el sitio web y leyendo el contenido.

 

Una buena métrica sería la cantidad de tiempo que estas personas navegan a través de este, o la cantidad de contenido que visualizan.

 

Luego, basándonos en las métricas definidas, podremos ver si las hipótesis que estemos verificando en cada iteración tienen un impacto positivo, negativo o neutro en nuestra solución. De esta forma, iremos aprendiendo y creando una base de conocimiento.

Aprendizaje Validado o Validating Learning

¿Recuerdas que hace un tiempo te hablé sobre como fracasar mejor? (si no, puedes leer el artículo aquí) La principal premisa es que al momento de fracasar o cometer un error debemos aprender, debemos tener conclusiones.

Utilizando el método anterior, no sólo vamos aprendiendo con el fracaso, también con el éxito. En cada iteración tendremos un mayor conocimiento sobre las preferencias de nuestros clientes y, además, podemos demostrar este conocimiento aplicándolo en cada «experimento» que realicemos.

 

 

¿Pivotar o Perseverar?

Como ya hemos visto, por cada iteración iremos analizando los resultados en nuestras métricas establecidas. Al realizar este proceso podremos ver más rápidamente si debemos seguir en el camino actual (perseverar) o si definitivamente nuestras hipótesis eran erradas, nuestros clientes o usuarios quieren otra cosa y debemos darle un giro a nuestra solución (pivotar).

Recuerda, estamos en el camino de la innovación de la mano de nuestros clientes, para crear soluciones que les entreguen verdadero valor.

¿Qué te pareció este artículo?

Comentarios (1)

Dominique, que buen artículo, una propuesta siempre útil, nos hace sentido y sostiene la atención, continúa en ello, la siembra es muy buena y en buena tierra, por lo que sólo hay que ir por la cosecha. Eres grande!!

 

Deja un comentario